Desde el momento en que entré al apartamento quedé cautivada por su elegante diseño y su impecable estado de conservación. Cada detalle había sido cuidadosamente considerado, desde la decoración moderna y chic hasta los muebles de alta calidad que proporcionaban una comodidad inigualable.

El apartamento estaba ubicado cerca de las impresionantes playas de arena blanca de la Isla de Sal. Además, la cercanía a restaurantes locales y atractivos turísticos hizo que mi estancia fuera aún más agradable.