El apartamento en si era espacioso y estaba impecablemente limpio, creando un ambiente relajante y tranquilo. El dormitorio era cómodo, con una cama de calidad y ropa de cama fresca. El baño era moderno y estaba equipado con artículos de aseo de primera calidad.

La cocina estaba completamente equipada con todos los electrodomésticos y utensilios necesarios, lo cual fue genial para preparar mis comidas propias. También había un área de estar y comedor amplios, perfectos para relajarse después de un día de exploración.